Señor Director:

El Señor Christian Aste en su comentario de ayer no deja ser muy asertivo; el IVA a los servicios es en sí una norma que debe y tiene que ser revisada y ello implica, necesariamente, una postergación en su implementación al 1º de enero de 2023.

Se acusa injustamente, que los gremios hemos sacado la voz con retraso; pues bien, es justo aclarar que, en nuestro gremio, Colegio de Contadores de Chile A.G., lo dijimos en varias oportunidades en la discusión en el Parlamento: es cosa de revisar el acta del Senado del 18 de enero de este año en la discusión realizada. Del mismo modo, en varias oportunidades sacamos la voz para indicar el efecto nocivo de la aplicación. Pero no puede hacer oídos sordos, debe actuar; más aún cuando el Servicio de Impuestos Internos tiene bastantes dudas en la aplicación de la norma. Basta con señalar la cantidad de oficios o circulares aclaratorias en su implementación.

El Colegio de Contadores de Chile ha realizado una serie de sugerencias que permitirían recaudar valores mucho más importantes que los que podrían obtener con la aplicación de esta medida (cartas al señor Ministro de Hacienda).

Estamos abiertos a plantear nuestras sugerencias y observaciones, somos el organismo técnico que amerita seamos escuchados, podemos y tenemos mucho que aportar; solo esperamos nos permitan realizar nuestro cometido por el bien de nuestro país.

 

OSVALDO DE LA FUENTE INFANTA

Presidente Nacional

Colegio de Contadores de Chile A.G.

Fuente: https://digital.elmercurio.com